Cómo comportarse en la Fiesta de Navidad de la Empresa

Ya llegan las fiestas de Navidad y como es costumbre cada año, vas a asistir a la fiesta de tu lugar de trabajo. Depende de ti divertirte y sumar puntos a tu carrera en una fiesta que, aunque parezca social, no lo es.

Nunca se debe de perder de vista que una fiesta empresarial es parte del ámbito laboral, cualquier miembro de una empresa, sabe que en algún momento va a tener que ir a una, estas fiestas son un tanto combinadas porque se mezclan el formalismo de la oficina y su política con el ambiente festivo.

 En la mayoría de los casos, una mala conducta o una conducta inapropiada en la fiesta marcará por siempre, dentro de la empresa, a la persona que la protagonice.

 

Por eso si lo tomas como una fiesta cualquiera en donde todo está permitido se darán pasos en falso de los cuales después podrás arrepentirte, pero si se sabe cómo disfrutarlas de forma inteligente, pasarás un agradable momento en compañía de tus compañeros, y sin necesidad de comprometerte.
¿QUÉ HACER?


1.  No olvides que, aunque se llame almuerzo, cena o fiesta de Navidad, se trata de un evento empresarial junto a compañeros de trabajo. En este caso, la palabra empresa pesa más que la palabra fiesta.

2.     Es muy importante que asistas a la fiesta. Tu asistencia fortalece tus relaciones con la empresa.

3.     Confirma el código de vestimenta si no está establecido en la invitación. Por lo general las empresas tienen su propio código y piden que se cumpla. Recuerda que no se trata de un evento social personal. Averigua si existe un Código de Vestimentaoficial para la fiesta. Si no existe, investiga qué es lo que la mayoría de tus compañeros llevará puesto, si es ropa para cóctel, formal o etiqueta y antes de llegar con una pareja asegúrate que puedas llevar compañía a la fiesta.

Las mujeres en especial, deberán ser conservadoras en su vestido ya que en este tipo de eventos no son bien vistos las faldas cortas, ropa ajustadas o escotes amplios o transparente. Demasiado brillo tampoco es conveniente, procura accesorios elegantes y moderados.

4.     Confirma si la invitación se extiende a otro miembro de la familia (pareja, esposo/a, hijos) o si está limitada al empleado, en ese caso debes asistir solo. Cuando vayas con compañía, preséntala e inclúyela en las conversaciones.

5.     En cuanto al horario, trata de ser puntual. Si piensas permanecer por poco tiempo en la fiesta llega a tiempo y retírate; y si piensas estar, llega un poco después de empezada la fiesta, no casi al final de la misma.

6.     Asegúrate de saludar a todos tus compañeros incluyendo a tus jefes y socios ya que en este tipo de eventos el no saludar a alguno de ellos te puede traer consecuencias laborales. Trata de llamarlos por sus nombres, es un gesto de elegancia y respeto.Mantén tu mano derecha libre para que puedas estrechar la mano al saludar. Mientras tanto, tu bebida debe estar en tu mano izquierda, no saludes con la mano fría o mojada.

7.     Por mucha bebida que haya en la fiesta o por mucho que te la ofrezcan, evita beber de más para salir de esa fiesta sin conductas inadecuadas que tendrás que encarar al siguiente día de trabajo. En general, evita dar malas impresiones.

8.     Come algo antes de salir de casa. Por lo general, este tipo de celebración tiene un programa extenso y las comidas se sirven tarde. Con un estómago vacío corres el riesgo de que te afecte la bebida o que te sirvas del buffet en exceso. Y luego en esta, aun habiendo suficiente comida y estando todo delicioso, no te sirvas exageradamente, puedes repetir o volverte a servir en pequeñas cantidades, pero un plato exagerado en alimentos también da mala impresión de tu persona.

9.     Evita regalar a alguna persona específica, a menos que sea de común acuerdo con tus compañeros de trabajo como, por ejemplo, si hay algún intercambio atente a las reglas establecidas, siempre comprando algo de buen gusto.

10. Estrecha relaciones dentro de la empresa. Este es el momento para compartir no sólo con tus compañeros de oficina. Además, dedica tiempo a conversar con personas que te pueden aportar dentro de la empresa. Esta es una fabulosa oportunidad para mostrar cómo eres en realidad en un ambiente social. Disfruta y diviértete siempre mostrando tu mejor imagen profesional. Recuerda que en ese evento se reúnen todos los directivos de la empresa. Mantén tus conversaciones positivas. No es el momento para críticas, chismes, reproches o bromas ofensivas.

11. Disfruta la fiesta. Muestra tu mejor sonrisa. Tu empleador gasta mucho dinero para agradar a sus empleados, así que disfruta el regalo que te hace la compañía.

12. Baila con moderación, no exhibas un comportamiento obsceno, o irrespetuoso hacia los demás.

13. Puedes invitar a tus compañeros a bailar, sean hombres o mujeres, es bien visto.

14. Participa en los brindis, rifas, juegos u otros que se soliciten. Muestra tu buena actitud, sin excesos.

15. Por último, acuérdate de agradecer la invitación a los anfitriones antes de irte de la fiesta aun siendo la compañía la que haya pagado los gastos, estos tips si los sigues saldrás con muy buena impresión de tus jefes y compañeros. Agradece en persona a la gerencia planificadora de la fiesta y extiende su felicitación por el éxito del evento, esto hablará muy bien de tu profesionalidad.


QUÉ NO HACER?
1.     Deja el coqueteo y cualquier conducta inapropiada. Diviértete bailando, pero no olvides el respeto y mantener tus manos para ti. Cuidado no vaya a ser la fiesta de la compañía un motivo de despido de tu trabajo.

2.     No monopolices las conversaciones, ni te excedas hablando de ti, es desagradable y te considerarán el aburrido de la noche.

3.     Cuidado con posibles desinhibiciones que pueden producir el exceso de copas. Lo que hagas y digas en esa fiesta quedará en el recuerdo de todos para siempre.

4.     No te “pegues” del buffet ni cargues con exceso de comida a tu casa, envolviendo comida o llevándola en tu cartera. La idea es disfrutar de todo con moderación, en el lugar del evento.

5.     De la fiesta sólo debes llevarte algún premio que te otorguen u obsequios para el público, no tomes artículos de decoración de la fiesta, sobrantes u otros.

6.     Cuidado con las fotos: no subas fotografías de tus compañeros de trabajo a tus redes sociales, ni los etiquetes, sin su permiso. Mucho menos si son fotografías indiscretas, esto le puede afectar a él y a ti.

7.     No asumas el papel del payaso de la fiesta, haciéndote el gracioso, con chistes o bromas sobre todo a costillas de los demás. No permitas un comportamiento que distorsione tu imagen profesional. Confundir la fiesta corporativa con una reunión amical: Como, por ejemplo, una oportunidad para buscar pareja, o emitir conductas sexuales provocativas.

8.     Este NO es el momento para hacer público un affaire con un compañero de trabajo. Evita poner a los demás en una situación incómoda.

9.     No interactuar con todos: Aislarse es otro de los errores comunes, desaprovechando la gran oportunidad de hacer nuevos amigos y construir redes de confianza.

10. Usar lenguaje inapropiado: Sea éste corporal o de malas palabras.

11. Tocar temas de trabajo o de condiciones laborales: Se pierde la oportunidad de ser conocidos en el plano personal por los compañeros de trabajo o cayendo inoportunos al jefe o al Gerente de RRHH.

12. Trata de no incidentar si se anuncian premios, ascensos, reconocimientos a otras personas, si tienes reclamos, hazlo oficialmente luego en Gestión Humana.

13. No tienes que cerrar la fiesta. Intuye cuándo es el momento adecuado para marcharte. A medida que pasan las horas, las personas toman confianza y se van creando afinidades entre ellas. Cuidado con los flirteos y otros gestos de cariño más allá de la amistad. No olvides que el próximo día de trabajo TODO volverá a la normalidad y el respeto debe mantenerse en el ambiente laboral.

14. Al abandonar el salón del evento, concluye la fiesta ahí. Evita salir en grupo o continuar celebrando en otro lugar, es de muy mal gusto dividirse en pequeños grupos que hacen su fiesta privada, además de arriesgado para tu reputación, el exceso de tiempo y de alcohol no son aliados de la prudencia.

15. Si consumes alcohol en exceso no debes conducir. En ese caso, haz los arreglos de transporte para regresar a casa.

Notas tomadas de la publicación de Mónica Berguer Jackie Viteri 
y enriquecidas por Indiana Tamarez,